4 libros de divulgación científica imprescindibles

La ciencia en libros

La ciencia es un campo fascinante sobre el que las mentes curiosas nunca se cansan de aprender. Durante siglos, su divulgación ha sido esencial para el desarrollo de la tecnología y la ciencia humana. Con el paso de los años, el conocimiento científico se ha hecho más accesible, sobre todo para aquellos interesados en comprender el mundo pero que no se dedican profesionalmente a la ciencia.

Los libros son un vínculo entre épocas, y su contenido es un gran tesoro de conocimientos. Pero muchos libros de ciencia son demasiado complejos para ser leídos por el público en general.

Sobre el origen de las especies – Charles Darwin (1859)

Charles Darwin cambió nuestra visión del mundo para siempre. Su teoría de la evolución explicó por primera vez de forma lógica cómo surgen las especies a partir de otras, por qué se transforman y luego desaparecen. De joven, Darwin tuvo la oportunidad de su vida: pudo participar en una expedición a bordo del Beagle, que duró casi cinco años y dio la vuelta al mundo. Sus observaciones y descubrimientos se acumularon en un vasto tesoro de conocimientos, y el relato del viaje causó sensación en Inglaterra. Su incansable afán de conocimiento y su amplio abanico de intereses le convirtieron en un importante biólogo, pero fue su teoría de la evolución la que le convirtió en uno de los pensadores más influyentes de todos los tiempos. Dios ha muerto, escribió Friedrich Nietzsche 20 años después. No sin razón Darwin decía que al escribir se sentía como si estuviera cometiendo un asesinato.

La historia del tiempo – Stephen Hawking (1988)

Hawking repasa las grandes teorías cosmológicas desde Aristóteles hasta la actualidad. Tras una explicación muy clara de las aportaciones de Galileo y Newton, nos lleva paso a paso a la teoría de la relatividad de Einstein y a la otra gran teoría física del siglo XX, la mecánica cuántica. Finalmente, explora la posibilidad de combinar ambas teorías en una teoría unificada completa que nos permita verificar las inquietantes preguntas ¿Cuál es la naturaleza del tiempo? Cuando el universo en expansión colapsa, ¿el tiempo fluye hacia atrás y puede el universo ser un continuo sin principio ni límite? Todo ello en este mítico libro, reconocido internacionalmente como una importante contribución al pensamiento científico y a la cultura universal en su conjunto, en el que Hawking explica las leyes que revelan la compleja danza geométrica que crea el mundo y la vida.

Dragones del Edén: especulaciones sobre la evolución de la inteligencia humana – Carl Sagan (1977)

Esta obra ganadora del premio Pulitzer en 1978, que destaca entre los primeros libros dedicados a la divulgación del conocimiento científico, alcanzó rápidamente el reconocimiento mundial y se utiliza como referencia en los cursos de introducción a la ciencia. En él, Sagan combina los campos de la evolución biológica, la antropología, la genética y la neurociencia para ofrecer una perspectiva sobre la evolución de la inteligencia humana. Carl Sagan, astrofísico de formación, ha dedicado gran parte de sus investigaciones a la búsqueda de inteligencia extraterrestre, lo que le ha llevado en parte a estudiar la evolución humana para comprender mejor cómo aparece la inteligencia en el universo. Dragones del Edén y otros libros que escribió posteriormente forman parte de los esfuerzos de Carl Sagan por divulgar la ciencia a través de sus propias investigaciones; en este libro explora desde la prehistoria hasta la actualidad, examinando la evolución humana en términos de su herencia genética y la evolución del cerebro.

El gen egoísta: la base biológica de nuestro comportamiento – Richard Dawkins (1976)

En esta esclarecedora obra sobre la teoría evolutiva, la evolución de las especies se interpreta desde el punto de vista del gen. El objetivo de Dawkins es explorar la biología del altruismo y el egoísmo. Trata de demostrar que el factor esencial de la evolución no es el bien de la especie o del grupo, como se ha entendido tradicionalmente, sino el bien del gen. Para él y sus seguidores, los individuos no son más que máquinas creadas por los genes para su supervivencia. Dawkins popularizó la teoría de que los genes son las verdaderas unidades centrales de la evolución, y no los individuos como los animales o las plantas. Como introduce al principio del libro: somos máquinas para la supervivencia, autómatas programados ciegamente para perpetuar la existencia de los genes egoístas que llevamos en nuestras células.